mareadigit@l

viernes, febrero 16, 2007

Algo pasa con las aficiones...futbolísticas

Las aficiones pueden ser radicales, pero mientras no empleen la violenciaLa semana pasada un aficionado italiano del Catania mataba a un policía que intentaba dispersar a la multitud de aficionados -de ambos equipos- que se liaron a palos en el derbi siciliano entre el susodicho equipo y el Palermo. El agente recibió un petardazo delante de las narices, pero no de un petardo cualquiera, sino de las 'bombas' que parecen más morteros que petardos. Si lo sabré yo, que cada 22 de abril -día en que se inician las fiestas en mi pueblo- escucho unos cuantos centenares.

Tras el entierro del policía, el presidente italiano, RomanoProdi, lanzó una serie de medidas contra la violencia en el fútbol. Entre ellas se encuentra la de cerrar los campos que no cumplan las medidas de seguridad necesarias para albergar competiciones del máximo nivel. De modo que muchos de los estadios del Calcio verán cómo sus equipos juegan sin la hinchada apoyándoles.

Y hoy, hace un rato más concretamente desde que he empezado a escribir este post, me he enterado de que el gobierno argentino ha clausurado el estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti por cinco partidos. El motivo -para variar- una lluvia de mamporros causada por los 'ultras' de River Plate: los Barras Bravas.

Y yo digo: la solución no es cerrar los campos, porque eso lo único que consigue el perjudiciar al fútbol. ¿No sería mejor, para empezar, que los clubes retiraran el apoyo que les dan a sus aficionados radicales? Lo hemos visto con el Real Madrid -el club facilitaba instalaciones para que los Ultras Sur depositaran sus banderas, etc...; si bien es cierto que desde hace unos años parecen estar más calmados.

Son ellos, los que se pelean a causa de un acontecimiento deportivo, los que no deberían poder acudir al campo si van a armar gresca -independientemente del equipo al que apoyen-. Cerrando los campos a todos los aficionados perdemos todos, y -como siempre- pagan justos por pecadores.

Etiquetas:

3 Comments:

  • pues a mi me parece correcto que cierren un campo SI NO REUNE LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD PARA EVITAR QUE LOS HINCHAS ENTREN ARMADOS.

    Por ejemplo: Imaginemos que en España ponen una ley así. A ti te queda cerca Mestalla, así que lo pongo como ejemplo. Si Mestalla no dispusiese de agentes de seguridad suficientes en los accesos para registrar a los aficionados a la entrada, directamente podría prohibirse la entrada al estadio.

    Esto plantea dificultades, como por ejemplo, la dificultad de los cacheos y las molestias que esto supone, si no algo peor. Tal vez poniendo agentes a vigilar las gradas durante los encuentros...

    Bah, menos mal que paso del fútbol...

    Por Blogger El Tío Rubo, a las 11:08  

  • Holap! no conocía tu blog, pero me ha agradado mucho.
    Eres de mi misma generación (qué bonito el año 83, eh? jaja).
    Te pondré un enlace en mi blog si no te importa :)

    Ciñéndome al tema del post...es difícil acabar con la violencia, y las medidas que se toman se suavizan casi en el mismo momento de entrar en vigor. Así no hay manera de que la cosa mejore.
    Italia, Argentina, pero en España los altercados no han sido pocos...el aficionado de la Real contra el Atleti, el aficionado del Compos contra el Depor, la paliza al guarda jurado en un derby Sevilla-Betis...no se. Las cosas van mal y no avanzan, una pena.

    Un saludo y buen trabajo :)

    Por Blogger Dri, a las 16:04  

  • Suma y sigue esto de la violencia, según marca , en Argentina.
    Un saludo!

    Por Blogger Dri, a las 23:22  

Publicar un comentario

<< Home