mareadigit@l

martes, marzo 27, 2007

¡Vaya panorama!

Aguirre, instantes después de que alguien hiciera tortilla...Si yo hubiera estado ayer en Bilbao hubiera sido la persona más indignada de la Tierra -me atrevería a decir que estando en Madrid también lo fui-. Estamos llegando a límites que cada vez se quedan más lejos de mi imaginación, y que conste que la tengo y bastante además. Primero me hubiera indignado por el paripé que montaron los seguidores de demandantes y demandados, que en parte viene motivado por la convicción del señor Ibarretxe de que es alguien intocable.

Pero lo gordo vino después, cuando el representante del Foro de Ermua Antonio Aguirre fue literalmente golpeado en los 'cojones'. Me hubiera escandalizado menos si esto hubiera pasado directamente, sin pasos previos; pero no fue así. La agresión vino precedida de un largo intercambio de insultos entre los integrantes/simpatizantes de los demandantes (Foro de Ermua) y los seguidores del Lehendakari.

Los insultos fueron un cúmulo de barbaridades más propias de otras épocas que del siglo XXI en el que nos encontramos. Desde el socorrido 'fachas' -que a veces sí identifica a ciertos personajes- hasta 'etarras' -término que muchos 'fachas' aplican a cualquier ciudadano vasco-.
Que si facha 'paquí' que si etarra 'pallá' y al final... ¡patada en los cojones!. Y todos esto predecido por la dialéctictica extraordinariamente agresiva que emplean cada día en mayor medida los politicuchos -porque eso es lo que son- españoles.

No sé si alguien se ha fijado, pero en esta ocasión fueron los simpatizantes del PNV quienes agredieron al del Foro de Ermua. En cambio, los 'radicales' de la izquierda abertzale solamente se dedicaron a dar ánimos a Otegi. A ver si ahora los demócratas somos peores que los amigos de los terroristas. En cualquier caso, hay que darle las gracias a nuestra clase política por sus lindezas oratorias. De todo corazón, para ellos -como diría Ricardo Castella-: "Ya os vale".

Foto de elmundo.es

Etiquetas:

6 Comments:

  • Como sé que como estudiante de periodismo te gustará que te analice los posts, tanto lo bueno como lo malo, he de decir que cada vez escribes mejor macho. El tema bien, hasta yo lo he tocao, pero la redacción me ha gustado mucho.
    Sigue así. :)

    Por Blogger El Tío Rubo, a las 13:26  

  • Es que a veces parecemos animales, me parece vergonzoso el clima de crispación que se llega a vivir en las manifestaciones. Cada vez España y sus "situaciones" políticas me dan más pena.
    Un saludo
    Maríah

    Por Anonymous A viva voz, a las 13:39  

  • Es vergonzoso lo que pasó, pero es que todo esto viene de un pecado original: las concentraciones "de apoyo" ante los juzgados cada vez que un dirigente nacionalista tiene que acudir ante los tribunales. No hace falta ser un cráneo privilegiado para ver que eso provoca una situación coactiva de hecho y darse cuenta de que quienes van a ir a esas concentraciones son precisamente los más desalmados.

    Pero ya hemos escuchado la versión del gobierno vasco: la culpa fue del agredido. La solidaridad parece que no va más allá de la tribu...

    Por Blogger C.C.Buxter, a las 21:04  

  • A veces pienso que tenemos lo que nos merecemos.

    No se trata de un reduccionismo barato, facilón y aprovechado. Tampoco una justificación a los actos que acontecieron, pero creo que es hora de hacerles ver a aquellos que nos gobiernan, sean del color que sean, que están embruteciendo a la sociedad, radicalizándola y demoralizándola en ciertos momentos.

    Me da la sensación de que las urnas han dejado de ser ya la forma más civilizada, educada y democrática de hacérselo ver. Entre otros motivos, porque nuestros políticos (nunca mejor traído lo de "nuestros") y sus asesores saben muy bien que hay una bolsa de votantes, en cada partido, en cada formación, que son igual de desestabilizadores que ellos.

    Y esos son la clave de acceder al poder.

    Sinceramente, y aun pecando de ingenuo y sin ánimo de alarmismo, quizá deberíamos apostar por la desobediencia civil. Aunque no creo que estemos preparados.

    Por Blogger folabe, a las 11:04  

  • Mucha razón tienes, Olabe. Lo de la desobediencia civil -yo tampoco sé si estamos preparados- puede ser un buen modo de hacerles ver que no nos gusta cómo hacen las cosas. No ya que no nos guste; a mí empieza a darme asco.

    Gracias a todos por los cometarios.

    Por Blogger Nando Rico, a las 11:51  

  • De esta situación me llama la atención varios hechos.

    En primer lugar, parece que si te insultan, puedes responder dando patadas en los cojones. Es decir, frente a la agresión verbal, es perfectamente lícita y justificada la agresión física. Algo propio de fascistas.

    Segundo, el agredido es afiliado al PSOE, y ningún dirigente nacional de este partido ha condenado la agresión; me hubiera gustado ver a Pepiño condenándola, por ejemplo.

    Tercero, los del Foro de Ermua no llegaban a 10 personas, mientras que los secuaces del PNV eran varios cientos; no creo lógico que tan pocos se dediquen a provocar a tantos, sobretodo sabiendo que se trata de unos energúmenos violentos.

    Y por último, estamos ante una simple citación judicial para tomar declaración a un Presidente de una Comunidad Autónoma, por la comisión de un posible delito de colaboración con banda armada. Si es inocente, ¿porqué no se quiere que declare y justifique sus actuaciones?.

    Por otra parte, la actitud del PNV es pura coacción fascista para evitar que unos señores en el ejercicio de su libertad acudan a los Tribunales de Justicia en defensa de lo que creen justo.

    Y para terminar quisiera decir que el delito de contramanifestación no existe. Por el contrario sí que existe el de obstrucción a la justicia (art. 464 del Código Penal), que castiga con pena de prisión de uno a cuatro años al que con violencia o intimidación intentare influir directa o indirectamente en quien sea denunciante, parte o imputado, abogado, procurador, perito, intérprete o testigo en un procedimiento para que modifique su actitud procesal.

    Por Blogger Boecio, a las 20:26  

Publicar un comentario

<< Home