mareadigit@l

martes, marzo 13, 2007

Vergüenza... o sinvergüenzas

Instantánea de los senadores populares increpando a ZapateroNo sabía si titular este post como 'vergüenza' o 'sinvergüenzas'. El motivo, aparte de lo que yo pienso de los políticos, es que hace apenas una hora he visto por televisión que una profesora de instituto -que llevó a sus alumnos auna sesión en el Senado- escribió al presidente de la susodicha cámara (Javier Rojo) para expresarle su más honda sensación de bochorno por lo que tanto ella como sus alumnos presenciaron en directo... y con razón.
Imaginaos el panorama que se encontrarían los chavales: acuden a ver cómo los políticos marcan las directrices que ha de seguir nuestro país para avanzar hacia delante. Por contra, se toparon de bruces con que, cuando Zapatero empezó a hablar, cayó sobre él una lluvia de insultos y descalificaciones a grito 'pelao'. Ese es el ejemplo que damos al resto del mundo... y a los chavales/as que acudieron a ver está sesión senatorial, sí señor.

Una partido político puede estar completamente en desacuerdo con lo que hace su oponente, pero hay formas y formas de decirlo -por cierto, esto también es aplicable al resto de los mortales, como Jiménez Losnazis-. Si no te parece bien una cosa, lo primero es argumetar por qué, y lo segundo proponer posibles soluciones. Pero con buenos modales y desde la educación, que se supone que los políticos son la flor y nata de la sociedad -yo más bien diría que están en escalones muy inferiores a los que los colocamos sólo por ser políticos-. Pues bien, desde que gobierna el PSOE, es decir, desde que el PP está en la oposición no hemos visto sino lo contrario a todo lo que debería ser.
Realmente la democracia española es de risa, no sé si ocurrirá en el resto de países porque no he tenido la oportunidad de presenciar sesiones parlamentarias allí. Me explico porque lo vi con mis propios ojos: cuando los diferentes grupos exponen sus propuestas en el hemiciclo -especialmente si son grupos parlamentarios minoritarios, pero también ocurre con los populares y los socialistas-, debe de haber algo así como un 5% de los diputados en la cámara; y de ese 5%, el 99'9% no hace ni puto caso a lo que se dice -sueles estar leyendo los respectivos panfletos de su ideología, también conocidos como periódicos-.

Consecuencia: los diputados votan por pura disciplina de partido, es decir, si un grupo parlamentario minoritario propone algo -aunque sea la mejor iniciativa del mundo-, habrá quien vote en contra por el mero hecho de ser rivales políticos, sin ni siquiera atender a lo que esa iniciativa puede suponer. Luego, una vez acabada la exposición, suena el pito del hemiciclo y todos a votar. Una vez han acabado, otra vez cada uno a su despacho, pasando de lo que se dice en el Congreso, hasta que suene de nuevo el pito y su partido les ordene lo que han de votar -por supuesto, sin saber todo lo que se ha hablado, porque hay circuito cerrado de televisión pero... ¿alguien cree que se pegarán toda la sesión viendo la tele si cuando están dentro de la cámara pasan olímpicamente?-.

Lo dicho: insultar en vez de argumentar
Y yo me pregunto: ¿de qué sirve pasarse horas intentando argumentar una propuesta (no descabellada)-algunos, muy pocos, todavía lo hacen; otros actúan visceralmente- si ni te van a escuchar ni te van a hacer caso?. Volviendo al tema principal, se puede discrepar en todo lo que uno quiera, pero no responder a una política que es exclusiva del Gobierno -la antiterrorista, lo pone en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo que tanto reivindican los populares- con insultos. Con esto sólo se consigue que la gente emplee la misma ¿retórica? y se crispe, para variar.

Imágenes de elpais.com

Etiquetas:

8 Comments:

  • Con toda sincerad y pese lo bochornoso del asunto y la representacione de nuestros diputados o senadores, recomiendo visitar otros parlamentos para ver que no tiene tanto de excepcional.

    Por Blogger Øttinger, a las 16:20  

  • Por lo que yo he visto, el parlamento británico es un puñetero gallinero, al igual que aquí, lo cual no le quita ni un ápice de tristeza a la situación que vemos semana tras semana...

    Por Blogger El Tío Rubo, a las 23:00  

  • ¿De verdad creéis que llegan al nivel al que llegan 'nuestros' políticos? No sé, sí he visto algo del parlamento británico, y del japonés -cada dos por tres a ostias-. A lo mejor es porque no estamos acostumbrados, el caso es que me da vergüenza ajena que la 'élite', los que mandan, se comporten de esta forma.

    Por Blogger Nando Rico, a las 23:32  

  • Si quieres experimentar una sensación paranormal rozando el surrealismo, te recomiendo lo siguiente: simultanea las imágenes de una sesión parlamentaria con la lectura de "El espíritu de las leyes" de Montesquieu, en la parte en la que habla del poder legislativo. Leer que el parlamento es "el lugar en el que, a partir de la discusión y reflexión, florece la verdad" mientras ves a los cavernícolas con traje insultarse y patalear... ¡no tiene precio!

    Por Blogger C.C.Buxter, a las 09:13  

  • Hola Nando Rico te conocí por casualidad en google pero te he visto en el blog de un compañero de curso ¡Que casualidad! Como a ti, me gusta mucho el fútbol pero por diferentes motivos... ¡Salud camarada!

    Por Blogger magreb2005, a las 20:24  

  • Aunque no me gusta hablar de política no me queda otra que estar totalmente de acuerdo con tu post. Pero es que este país está lleno de actitudes vergonzantes y rebaños de gente que hace lo que otros les dictan, la cámara del Senado es una de las mejores formas de ver que a la clase política había que reeducarla; para que van a argumentar si nadie va a escuchar, para que van a escuchar argumentos si sean buenos o malos van a votar por orden de partidos...y así seguimos.
    Ays...que poco me gusta la política. Un saludo figura :)

    Por Blogger Dri, a las 22:23  

  • Detesto la politiquería, no la política pura que es tan sólo teórica. Lo que puede ocurrir con el PP es que tiene todavía un poso de la derecha radical que no quiere entender lo que es la democracia. Parece que todavía no han asumido que han perdido las elecciones nacionales del año 2003. Una vergüenza para los demócratas de verdad.

    Por Blogger Martín Bolívar, a las 22:33  

  • Es cierto. Nuestros políticos muchas veces nos muestran la cara más vergonzosa de su "oficio". Pero no olvidemos que la política es discusión, es desacuerdo y es OPOSICIÓN. La misma que hacía el PSOE en el gobierno de Aznar y que ahora tanto se le critica a Rajoy. No justifico las deelznables escenas que nos brindan los polticos españoles, pero por favor, no es cuestion ahora de ideologizar también lo que no es de derechas ni de izquierdas: la educación.

    Un saludo desde el ceu de Elche

    Por Blogger Davynya, a las 12:08  

Publicar un comentario

<< Home